Livres Couvertures de ¡De rodillas, Monzón!

[El Gran Wyoming] ¡De rodillas, Monzón!

étoiles sur 5 de Commentaires client

[El Gran Wyoming] ¡De rodillas, Monzón! - ¡De rodillas, Monzón! est le grand livre que vous voulez. Ce beau livre est créé par El Gran Wyoming. En fait, le livre a 368 pages. The ¡De rodillas, Monzón! est libéré par la fabrication de Editorial Planeta. Vous pouvez consulter en ligne avec ¡De rodillas, Monzón! étape facile. Toutefois, si vous désirez garder pour ordinateur portable, vous pouvez ¡De rodillas, Monzón! sauver maintenant.. Si vous avez décidé de trouver ou lire ce livre, ci-dessous sont des informations sur le détail de ¡De rodillas, Monzón! pour votre référence.

Le Titre Du Livre:¡De rodillas, Monzón!
Auteur:El Gran Wyoming
Langue: English
ISBN-10:8408154923
Nombre de pages:368 pages
Livres Format:E-Book, Hardcover, Kindle
Editeur:Editorial Planeta
Genre:Livres en langues étrangères
Nom de fichier:de-rodillas-monzón.pdf (Vitesse du serveur 22.13 Mbps)
La taille du fichier:24.69

«Mi educación sentimental, la del chico de la Prospe, está marcada porJimi Hendrix: americano, ácrata, alucinado y negro. Pa que veas». Vuelve el Gran Wyoming a las librerías por la puerta grande. Hijo delos cincuenta, niño de los sesenta, contestatario y hippy en los setenta,el artista y originalísimo personaje conocido como Gran Wyoming tuvouna infancia que hoy consideraríamos asilvestrada. Los chicos de entoncesse pasaban la vida a la intemperie, en la calle o en el prado, más quenada porque en casa molestaban. El pequeño Monzón fue abriendo losojos a la vida en un reseco pueblo manchego y en el barrio madrileño de Prosperidad, por entonces una especie de reino o república independientedel lejano centro de la capital. Este libro nos recuerda con extraordinaria viveza y mucha pasióncómo era la vida en la larga recta final del franquismo. Una evocación aratos cruda, a ratos desternillante, donde el autor no esquiva nada, ni siquieralos defectos que, ya de pequeño, le adornaban a él mismo.Un desenfadado fresco de la España de entonces; cuando la gentese santiguaba al pisar la calle, cuando en comisaría, en el cuartelillo o en la parroquia te daban certificados de buena conducta, cuando de sol asol los campesinos se dejaban la vida en los secanos y los niños, llenosde costras y magulladuras, hacían lo que les daba la gana hasta que volvíana casa, incluso cochinadas que el pequeño Monzón no entendía: «Yo venía de un sitio donde la picha no se enseñaba». Del sórdido colegiode párvulos a la libertad del Ramiro, la recaída en los Agustinos. ElOpus, la OJE, la Facultad de Medicina y el antifranquismo. Y, más tarde,el extranjero: Ámsterdam, Irlanda, Londres. Ciudades en las que el sexoy la música eran casi una religión.